Arte

Museo municipal

El Museo Municipal de Ourense se encuentra en pleno casco histórico de Ourense, muy cerca de la Catedral. Fue creado en 1987 en la antigua casa solariega de los Méndez Montoto, una hermosa construcción renacentista del siglo XVI. De esa original construcción se conservan la fachada, columna de la entrada y dintel inaugural. Consta de tres plantas dedicadas a exposiciones temporales y a una exposición permanente del grabador orensano Julio Prieto Nespereira, formada por 54 obras. La Sala Fondos acoge una colección, propiedad del Concello de Ourense, compuesta por cuarenta obras de diferentes disciplinas y artistas diversos.

Está situado en la calle Lepanto, antiguamente calle de la Obra, nombre que tal vez perpetúe a los canteros medievales que trabajaron en la catedral (desde aquí podemos contemplar su Puerta Norte). Esta calle es hoy una de las más concurridas de los Vinos, la zona de tapeo de la ciudad por excelencia.

Los fondos del Museo custodian obras de Prego de Oliver, Trabazo, Prieto de Nespereira, Cándido Fernández Mazas, Nelson Zumel, Xaime Quessada Porto, Alexandro, Carlos Vello, Vidal Souto, Rafael Úbeda, Bóveda… así hasta un total de mas de 1.100 obras artísticas, ubicadas en su mayoría en los almacenes del museo.

La colección de Prieto Nespereira, expuesta de forma permanente, está formada por 54 obras de carácter inédito de todo tipo. Los fondos varían en el tiempo, y permiten disfrutar de dibujos (de 1914, 1916, 1918…), óleos (de 1918, 1928…), acuarelas, tintas, gouache, etc. En algunos casos representan bocetos de ilustraciones para las recordadas revistas Blanco y Negro y La Billarda, editadas a principios del siglo XIX; también bocetos de su estudio con compañeros y personajes ilustres de la época o caricaturas, como la de su amigo Vicente Risco. Estas obras no pertenecen a los fondos municipales sino que son parte de la Fundación Prieto Nespereira, siendo el museo el encargado de su conservación y custodia.

También podemos encontrar una pequeña sala en la que se encuentran las últimas adquisiciones de los Fondos del Museo.

El museo cuenta en total con 1.230 obras de arte entre pintura, escultura, fotografía y grabados de las épocas moderna y contemporánea.

Centro Cultural Marcos Valcarcel

El centro cultural Marcos Valcárcel se encuentra en el antiguo edificio Simeón, este edificio conserva su nombre de los antiguos propietarios del mismo, la familia Simeón García que hacia uso de él como vivienda y almacén textil. Su construcción data de entre los años 1894 y 1897. Fue acondicionado conservando su antigua arquitectura intentando respetar al máximo la esencia original del edificio.

Actualmente es el centro cultural y artístico de la Diputación de Ourense, bajo la denominación de Centro Cultural Marcos Valcárcel y en su interior también alberga el Museo del Tren. La colección particular de Fernández Pacheco Outeiriño, compuesta por más de 4.000 trenes a escala.

El edificio cuenta con tres plantas en las que dispone de varias salas de exposiciones y un salón de actos. En este edificio a demás de las exposiciones se realizan conferencias, certámenes y todas aquellas actividades relacionadas con la vida cultural ourensana.

Museo Arqueológico

El edificio donde tiene su sede el Museo Arqueológico Provincial de Ourense, adquirido para este fin en 1951, fue con anterioridad Palacio Episcopal y comenzó a ser edificado en el primer tercio del siglo XII, conservando alrededor del claustro parte de su núcleo original. Situado en la Plaza Mayor de la ciudad de Ourense, que por sus características fue declarado Monumento Nacional en 1931 (actualmente BIC).

Las recientes excavaciones han puesto al descubierto la ocupación romana del solar –época de origen de la ciudad– así como restos de época altomedieval, anteriores a lo conservado actualmente edificado. En el siglo XII, se comienza la fábrica del actual inmueble, conservado en su núcleo con un claustro con planta en L al que se añade otra dependencia en el siglo XIII, cuya construcción –concebida como una fortaleza que se estima pudo llegar a contar con seis torres– corre paralela a la de la Catedral auriense y a sus talleres de influjo compostelano.

Del primitivo edificio románico se conserva en su interior un núcleo de cierta importancia, con testimonios como el lintel fundacional, del año 1132, y una doble crujía con sus paramentos conservados hasta la cornisa, siendo su construcción paralela a la da Catedral de Ourense. También se conservan algunas torres -una románica, otra gótica y la base de una tercera, mientras que otras fueron desapareciendo- de las que le dieron nombre en la Edad Media: Torres, palacios y corral del obispo. Posteriormente se fueron añadiendo elementos góticos, renacentistas y barrocos.

El museo actual tiene su origen en 1845, cuando la Comisión Provincial de Monumentos creó el Museo de Pinturas de Ourense que abrió sus puertas el 1 de noviembre de 1846. En mayo de 1895 La propia Comisión decidió crear un museo arqueológico provincial que reuniese las obras del museo anterior y las piezas arqueológicas que habían sido descubiertas en la provincia de Ourense. Se estableció un año más tarde, en 1896.​ A partir de 1904 tendrá como sede el Centro Provincial de Instrucción (hoy Instituto Otero Pedrayo). En diciembre de 1927, un incendio afectó a parte de la colección y gravemente a su sede.​

El museo conserva una importante cantidad de fondos de una gran variedad tipológica. Las colecciones contienen una amplia sección histórico-arqueológica, con series representativas del mundo paleolítico y megalítico; piezas del mundo castreño y galaicorromano y las de época romana, destacando la epigrafía. El museo custodia también una serie arqueológica prerrománica y medieval, principalmente constructiva, además de una sección de bellas artes, que reúne escultura del renacimiento y barroco, pintura del siglo XVII y XVIII, pintura de finales del siglo XIX, básicamente la obra del pintor ourensano Ramón Parada Justel, y artes decorativas.

Galerías de Arte

Marisa Marimón

Difunde en Galicia las nuevas tendencias del arte contemporáneo en fotografía, vídeo, pintura, impresiones digitales, escultura y diseño a través del trabajo de artistas nacionales e internacionales de reconocido prestigio y promociona las propuestas de jóvenes promesas.

Visol

Exposición y venta de obras de arte con diseño actual en madera y cristal, modernidad y tradición. Artistas clásicos, contemporáneos e innovadores.

Arquitectura

Catedral de Ourense

En el interior de la Catedral de Ourense destaca el imponente “PÓRTICO DEL PARAÍSO”. Se trata de uno de los conjuntos monumentales más destacados del edificio, tanto por sus dimensiones, como por la calidad de la imaginería, que en gran parte, conserva la policromía del siglo XVIII, cuyos colores han vuelto a ver la luz debido a una reciente restauración, dado que el paso del tiempo y la humedad los había desvaído en gran parte.

Los Puentes de Ourense

Puente Viejo

Este puente de Ourense conocido indistintamente como Ponte Romana o Ponte Vella, sobre el río Miño, fue construido en el siglo I d. C. dentro de un ramal de la vía XVIII o Vía Nova.

La construcción de este puente en tiempos de los romanos fue todo un hito en la historia de Ourense, ligado directamente a sus orígenes. Era un paso estratégico, el único en muchos kilómetros para salvar el río Miño.

Reconstruido en el siglo XIII (de ahí sus arcos apuntados, llamativos por su altura) y consolidado en el siglo XVII. En la actualidad el puente conserva 7 arcos de los 11 primitivos. En el primero de la orilla izquierda aún se puede apreciar la construcción romana.

Sobre él discurre el Camino Mozárabe – Vía de la Plata a Santiago de Compostela.

Puente Nuevo

Es el segundo puente en la cronología ourensana: su inauguración, a comienzos del siglo XX, trajo consigo el título de «viejo» para el Puente Romano, hasta entonces el único sobre el Miño.

Anclas, puentes, hojas de roble y otros motivos decoran los bajorrelieves de los arcos en piedra de los extremos de este puente, símbolo del esplendor del Ourense de principios del siglo XX.

Consta de seis arcos de sillería y un tramo metálico de arco parabólico con 74 metros de luz. En los extremos, la disposición, de izquierda a derecha, es de tres arcos de medio punto de 12 metros de luz, seguido de uno de tipo carpanel de 25 metros de luz. Una vez salvado el río de nuevo dos arcos, el primero carpanel y el segundo de medio punto de idéntico tamaño a los primeros. En la parte superior se encuentran unas farolas de fundición realizadas.

Puente Novísimo

También conocido como Ponte Ribeiriño, el Puente Novísimo fue proyectado por el ingeniero José Antonio Puyal Lezcano a comienzos de los años 60 como parte de la carretera de Madrid, una de las principales infraestructuras viarias de la época. Se adecuaba así la conexión con la meseta, los llamados «accesos a Galicia», en los que Ourense jugó un papel central como eje de comunicaciones.

La longitud total de obra, 240 metros, se organiza entre un vano central compuesto por dos inmensas bóvedas de 60 metros de luz, y ocho laterales de 20 metros de luz cada uno, todos apoyados sobre gruesos pilares rectangulares. Íntegramente construido en hormigón, el puente se eleva 20 metros sobre el nivel normal del río.

Puente del Milenio

El puente del Milenio (en gallego: Ponte do Milenio) fue diseñado por el arquitecto Álvaro Varela de Ugarte, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid,​ y destaca por la pasarela peatonal que envuelve todo el puente, a modo de anillo, elevándose hasta 22 metros por encima y descendiendo por los laterales.

La plaza mayor

Muy cerca de las Burgas, monumento emblemático de la ciudad, se encuentra la Plaza Mayor de Ourense, muy amplía y con soportales en toda ella.

La plaza esta rodeada de casas antiguas y nobiliarias de los siglos XVIII y XIX, entre ellas un diseño de Vázquez Gulías para la casa de Fermín García (hoy reconvertida en espacio expositivo) adornado con azulejos, un bello ejemplo de arquitectura modernista en Ourense. Centra el espacio la fachada de la Casa Consistorial, obra de Queralt que ocupa el único lateral sin soportales. Los otros tres laterales son los soportales que forman el Espolón, antiguo paseo de la nobleza.

La Plaza Mayor ha sido durante siglos el corazón del Casco Histórico, y continua siendo el principal punto de encuentro en la ciudad. Amplia, luminosa y porticada, tiene forma irregular y la particularidad de ser una de las pocas plazas mayores en Europa con el suelo levemente inclinado.

Actualmente es punto de reunión para muchos de los visitantes a las zonas termales dado, que el tren turístico que realiza el trayecto tiene su salida en esta plaza.

La Plaza Mayor, es el centro en el que confluyen las más genuinas calles del Ourense antiguo. Y, en el siglo XIX, como dijo Vicente Risco, fue el cerebro y el corazón de la ciudad.

Edificio del Ayuntamiento

La Casa Consistorial, centro del gobierno de la ciudad, preside la Plaza Mayor de Ourense con su fachada clasicista, obra de Queralt. Rematada en 1888, fue la tercera que tuvo la ciudad, después de que las ampliaciones, derribos y el paso del tiempo hicieran desaparecer las anteriores, de 1516 y 1700. Si se tiene la oportunidad, merece una visita el colorista Salón Noble de sesiones, con relieves alusivos tanto a la monarquía como a la república.

La actual fachada está rematada con reloj y blasón de los Reyes Católicos. En cambio, los símbolos del escudo de la ciudad (la torre, el puente y el león) se encuentran como detalle en las barandas de los balcones de la primera planta, tanto en portada como laterales. A la izquierda de la puerta principal se encuentra una placa del Instituto Geográfico Nacional que recuerda la altitud de la ciudad sobre el nivel del mar (135 m) así como su latitud y longitud.

El interior se organiza alrededor de una majestuosa escalera central por la que se accede al Salón Noble, presidida por una imponente cristalera con el escudo de la ciudad.

Las termas

Las Burgas

Son tres manantiales:

La Burga de Arriba, la más antigua, de estilo popular y perteneciente al siglo XVII.

La Burga do Medio, pegada al muro y de estilo moderno, con un complejo termal y entrada al “Centro de interpretación de las Burgas” de reciente creación (2010).

Y la Burga de Abaixo, de estilo neoclásico, siglo XIX, con dos caños laterales y una pila labrada en el centro, con otro caño.

También se encuentra en este conjunto la réplica de las cuatro aras romanas encontradas en la ciudad, la primera de ellas creada en honor de las Ninfas de esas aguas ofrendada por Calpurnia Abana Aeboso, que es el primer nombre conocido de un habitante de la ciudad de Orense.

Estos manantiales fueron declarados Conjunto Histórico Artístico en el año 1975.

La Chavasqueira

O Tinteiro

O Muiño

Outariz

Ocio

De pinchos por los vinos

El Rastro

El primer domingo de cada mes se celebra en esta plaza un mercadillo de antigüedades y productos tradicionales y también de esta plaza parte el tren de las Termas que hace una ruta termal por las diferentes termas que hay a las afueras de la ciudad.