Sophie Lienard fue una retratista francesa especializada en miniaturas. Ella trabajaba y vivía en París. Entre 1842 y 1845, expuso en el Salón de París. 

Hija del pintor y miniaturista francés Jean Auguste Eduard Liénard (1779-1848), discípulo de Jean-Baptiste Isabey y Jean-Baptiste Regnault. Comenzó trabajando en el taller de pintura sobre porcelana Rihouet de la rue de la Paix, y pasó más tarde a la manufactura de Sèvres.

Expuso en el Salón de 1842 una copia de La Virgen de las uvas de Pierre Mignard, y en el de 1845, dos retratos masculinos.

Durante su vida, pintó retratos de la reina Victoria, Jérôme Bonaparte y Louis Philippe I.