Natalia de Argumosa y Adán fue una pintora, grabadora en talla doce y litógrafa española.

Hija de Diego de Argumosa, un célebre médico y catedrático de cirugía afiliado al Partido Progresista, y de Micaela Adán, y nieta del escultor Juan Adán, murió prematuramente dejando inacabada la reproducción de una Magdalena penitente de Raffaello Morghen.

En 1844 presentó algunas pinturas en la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, posiblemente copias, elogiosamente recibidas. La Biblioteca Nacional de España conserva tres estampas de la artista: dos grabados calcográficos una hoja con diferentes motivos para viñetas y una Vista del estanque y embarcadero del Real Sitio del buen Jubilación, sobre un dibujo de su «malograda hermana», como indicaba la firma y una litografía: El Vesubio arrojando cenizas en 1822, ejecutada bajo la dirección de Luis Mendoza y González. Además, en la Calcografía Nacional ingresó con la colección Antonio Correa una estampa datada en 1847 con parejas de perros, pájaros, conejos y novios.