Carmen Babiano Méndez-Núñez es una pintora gallega correspondiente al movimiento realista de finales del siglo XIX.

Carmen Babiano Méndez-Núñez nació en Santiago de Compostela. Era hija de José Babiano Rodríguez, coronel del ejército, y de María del Carmen Clara Méndez Núñez, hermana del sonado almirante Casto Méndez Núñez. Siendo muy niña se trasladó a vivir a Pontevedra con sus padres al domicilio de su tía Soledad que residía en uno magnífico palacete.

Rodeada de un ambiente cultural y siendo partícipe de las múltiples reuniones y tertulias que se celebraban en su hogar, a las que acudían los personajes más relevantes de la época en los ámbitos de la política, cultura, etc., Carmen pronto destacó como una pintora con mucha proyección de futuro. Su talento fue fomentado por sus padres que le procuraron clases de pintura con el pintor catalán Ramón Vives, el cual se encontraba destinado en el Instituto de Pontevedra. Participó en varias exposiciones con éxito notable.

Su obra destaca por su realismo. Aparte del óleo se dedicó al dibujo, realizando espléndidos cuadros de la vida cotidiana que fueron publicados en algunas revistas. Fue colaboradora de la revista La Ilustración Gallega y Asturiana.

En 1875 participó en la exposición regional de Galicia y Juegos Florales de Pontevedra, donde obtuvo la medalla de bronce con un Ecce Homo. En 1878, en A Coruña, presentó un retrato de su tío, el almirante Méndez Núñez. En 1880 presentó en Pontevedra el cuadro titulado Niña dando de comer a unas gallinas (Las gallinas), donde destaca el realismo que caracteriza su obra. Realizó muchos dibujos, bosquejos anatómicos, paisajes, bodegones. Desarrolló una temática muy variada en su obra, manteniéndose siempre dentro de un realismo casi fotográfico.