Sophie Gengembre Anderson fue una artista británica cuya obra fue clasificado cómo perteneciente al movimiento prerrafaelita.

Estudió pintura de retratos en sus primeros años con el Baron von Steuben en París. En plena revolución de 1848, se mudó con su familia a América, instalándose en Cincinnati, realizando numerosos retratos.

Se casó con el artista británico Walter Anderson y volvió a Inglaterra en 1854. Expuso en la Royal Academy durante 1855. La técnica de Anderson era excelente y era experta en representar telas y drapeado con efectos excepcionales.

Entre sus trabajos destacan las ilustraciones de Historical Collections of the Great West de Henry Howe en 1852. En 1860 la pareja visitó Pennsylvania y expuso en la National Academy. Mientras trabajaba para Louis Prang pintó “ Prattling Primrose” y “ Dotty Dimple”.

La expresión en los rostros es muy intensa consiguiendo que sus lienzos hoy en día se puedan admirar y disfrutar en numerosos países del mundo.

Una mujer que se atrevió a pintar en una época en la que los hombres dominaban completamente el mundo de la pintura.