Marie-Victoire Lemoine fue una pintora neoclasica francesa.

Nacida en París, Marie-Victoire Lemoine era la hija mayor de Charles Lemoine y Marie-Anne Rousselle. Sus hermanas, Marie- Denise Villers y Marie-Élisabeth Gabiou, también se convirtieron en pintoras. A diferencia de sus hermanas, ella permaneció soltera y se convirtió en una de las pocas mujeres en arte contemporáneo que hizo una vida a través de la pintura. Fue estudiante de François-Guillaume Ménageot a principios de la década de 1770, con quien vivió y trabajó en una casa adquirida por el comerciante Jean- Baptiste-Pierre Lebrun, junto al estudio de Elisabeth Vigée-Lebrun.

Marie-Victoire Lemoine pintó principalmente retratos, miniaturas y escenas de género. Participó en numerosos Salones, por ejemplo en el Salon de Correspondance de Pahin de la Blancherie en 1779.