Nacida en Marina di Massa en 1901, se mudó con su familia a Turín durante la Gran Guerra. Con sus hermanas Maria y Ada Marchesini, pertenece al círculo intelectual de jóvenes reunidos en torno a Piero Gobetti y sus revistas. 

Alrededor de 1911 se mudó con su familia a Turín, donde comenzó a estudiar piano y, mientras tanto, siguió practicando dibujo. 

En el primer período de posguerra se unió al entorno de Gobetti, asistiendo, junto con sus hermanas Maria y Ada, a los intelectuales que gravitaban en torno a la revista Energie Nine , incluido C. Levi, con quien Nella comenzó un proyecto de cenáculos artísticos. 

Es la primera alumna de Felice Casorati, donde trabajará codo a codo con muchos compañeros y compañeras, incluidas Lalla Romano, Paola Levi Montalcini, Daphne Maugham, Albino Galvano, Marisa Mori.

En las primeras obras de Nella prevalece una predilección por los bodegones y temas inspirados en su propia vida familiar, traducidos a formas supervisadas, acuerdos tonales sobrios y geometrías claras, de acuerdo con una elección de rigor cargada de una fuerte tensión ética y religiosa que siempre caracterizará profundamente su obra. 

Después del debut en Turín en 1921 en una exposición de Blanco y Negro (Galería Central de Arte), en la que participó con Casorati y Avondo, hasta 1930 Nella continuó compartiendo con los otros estudiantes de la escuela la oportunidad de exhibir sus obras junto a las del maestro. Las primeras participaciones en importantes eventos públicos se remontan a 1926: presente con siete pinturas en la Exposición de vistas de Turín, en el mismo año Nella también hizo su debut en el Promotor de Turín. A partir de esta fecha, intensificó su actividad expositiva, participando durante varios años en diversas exposiciones de Promotrice, en varias ediciones de la Bienal de Venecia y la Cuadrienal romana.

La escuela Casorati es un “claustro”, como la llamará la propia artista, el espacio de un aprendizaje severo y disciplinado y, al mismo tiempo, un lugar abierto, frecuentado por amigos y personalidades como Mario Soldati, Giulio Carlo Argan e Italo. 

La década de 1920 estuvo marcada por una serie de eventos importantes. La reunión con el pintor de Turín Ugo Malvano probablemente data de 1929, con la que Nella se casó y con quien tendrá tres hijos: Laura, Renzo y Anna. 1930 es también el año del desprendimiento de la escuela de Casorati y la muerte de su padre, cuya figura “blanca y luminosa”, ya recurrente en muchas obras de Nella continuará siendo una presencia central en el universo poético del artista.

A partir de esta fecha, la actividad de exhibición de Nella gradualmente se hizo menos frecuente, hasta que se detuvo en 1937. Los años siguientes, marcados entre otras cosas por la muerte de su hermana María y por la marginación de su esposo a Debido a la promulgación de las leyes raciales, en realidad se caracterizaron por una brecha creciente entre la riqueza y la articulación de la investigación de Nella, expresada tanto en la producción pictórica como en la producción literaria igualmente intensa, y su aislamiento progresivo con respecto al panorama artístico contemporáneo.

Las figuras extraídas del universo familiar habitual, desnudos, autorretratos, bodegones, fueron los temas recurrentes en la producción de estos años en los que los esquemas compositivos de ascendencia casoratiana parecen forzados por un espiritismo sufrido y una acentuación expresionista sin precedentes.

Obras que, en la elección temática, resaltan el deseo de la pintora de identificar su propio universo poético y profesional en los confines de la familia y el espacio doméstico, en una densa relación de correspondencias entre la realidad figurativa y su propio mundo interior, y transmitirlo a través de una autonomía absoluta de lenguaje.

El período de posguerra, con el regreso a Turín en 1945, estuvo marcado por un cierto renacimiento de la actividad de exhibición. En 1946, Nella, que había seguido pintando durante la guerra, organizó una exposición individual con su esposo en Turín (galería La Bussola); en 1948 expuso en la V Quadriennale, participando posteriormente en varias otras exposiciones colectivas. Durante estos años, en su producción, que incluye varias composiciones en las que resurgen temas y personajes del pasado (las hermanas, el padre, los momentos de la vida familiar), surgió, especialmente después de la muerte de su hermana Ada, una tensión más dramática.