Marianne Loir o Marie-Anne Loir fue una pintora francesa.

Nacida en una familia de plateros, se especializó en la realización de retratos. Su padre era Nicolas Loir, y era hermana del escultor Alexis III Loir.

Se cree que fue educada por el pintor académico Jean-François de Troy entre 1738 y 1746, cuando este era director de la academia francesa en Roma.

En 1763, se encuentra activa profesionalmente en París donde pinta en septiembre el retrato de Antoine Duplàa. En 1765 abandona París para residir en la Provenza, pasando a ser miembro de la Academia de bellas artes de Marsella en 1762. Pasa temporadas en Pau y en Toulouse.

Se le han atribuido con seguridad diez retratos. En la colección permanente del Museo Nacional de Mujeres Artistas, en Washington, DC, se conserva el Presumed Portrait of Madame Geoffrin («Supuesto retrato de la Sra. Geoffrin»), pintado por Loir.