Manierismo: Lucia Anguissola

Lucia Anguissola, fue una pintora manierista italiana.

Tercera de las seis hijas de Bianca Ponzone y Amilcare Anguissola, miembro de la baja nobleza genovesa, como sus hermanas Sofonisba -a más célebre de ellas y quizá su maestra- Anna Maria, Minerva, Elena y Europa, recibió una esmerada educación, incluyendo el estudio del latín y de la pintura a la que se dedicaron en mayor o menor grado todas las hermanas. 

Como su hermana y maestra Sofonisba, se especializó en el retrato. Lucia murió joven. Cuando Vasari visitó Cremona en 1568 ya había fallecido. En su visita a la familia Vasari pudo ver dos retratos pintados por ella que citaba elogiosamente. Uno de ellos, lo de Pietro Manna, médico de Cremona, es el ahora conservado en el Museo del Prado, con una inscripción en el brazo del sillón: « LVCIA ANGVISOLA AMILCARIS / F. ADOLESCENS. F.» Además se consideran de su mano una Virgen con el Niño antiguamente en el Palazzo Viti de Volterra, un supuesto autorretrato de medio cuerpo en el Castello Sforzesco de Milán, y un retrato de dama, en Roma, Galería Borghese, en ocasiones tenido por autorretrato o por retrato de Sofonisba o incluso de la madre de las artista. Otros dos retratos, en el Museo Tosio Martinengo de Brescia y en el Museo Poldi Pezzoli de Milán se relacionaron también con Lucía o con su hermana Minerva.