También Jeanne Belloc.

Jeanne Bibron fue una pintora en miniatura. Nació en una familia de artistas, oriunda de Nantes. Jeanne Belloc, es la hermana menor de los cuatro hermanos que tuvieron un oscuro pintor de Nantes, de estética neoclásica llamado Hilaire Belloc y Jeanne Henriette de Belzunce. El mayor de los hijos y que alcanzaría justa fama fue Jean Hilaire Belloc, pintor de historia y retratista y director de la “l’Ecole National Superieure de dessin de París”, escultura y arquitectura, desde 1831 hasta 1866, alternativa de la Escuela especial de dibujo de París.

Se dedicó intensamente a la pintura y al retrato en miniatura en su hogar de París, donde se mezclaban los olores de las pinturas, de las esencias de trementina con los formoles de conservación de reptiles y peces disecados.

Jeanne pasaba por su mejor momento de creación, sobre todo en la práctica del antiguo arte del limming. Sus retratos pintados a la acuarela sobre marfil eran apreciados y tenía una clientela fiel, sobre todo del entorno familiar de su marido y de ella misma. Se inició en el arte del retrato desde muy pequeña en el estudio de su hermano, el pintor de historia y retratista neoclásico Jean Hilaire Belloc, iniciándose tempranamente en el Salón de 1835, y exhibiendo sus miniaturas hasta 1868. A partir de esta fecha, expuso puntualmente su obra como la celebrada en Londres en 1871. Hoy su obra está prácticamente desaparecida y su memoria olvidada.

Jeanne Belloc, estudió el arte de la miniatura en el taller de su hermano Jean Hilaire Belloc, del que fue alumna suya. Allí compartió el aprendizaje junto a sus dos sobrinas, Louise Belloc, hija del maestro y Jeanne-Mathilde Habert hija de su hermana Aline y toda una generación de buenas miniaturistas francesas de esta generación, como Adèle Lamelland, Elvira Leroy y Eugéne Morin, entre otras. Aunque Jean Hilaire Belloc aparece mencionado en los diccionarios de Lemoine-Blanchard, Darmon y Blätell, como pintor en miniatura, la realidad es que hasta la fecha no se ha encontrado ninguna miniatura salida de sus manos. Solo se conocen de él, abundante pintura de historia, paisajes, retratos y dibujos, pero no retratos en miniatura, no obstante se sabe que fue maestro de esta especialidad artística a toda una generación de jóvenes miniaturistas. Es posible que obra suya se pueda todavía localizar en colecciones privadas y que no se tenga constancia hasta la fecha.

En 1833, el rey Luís Felipe de Orleans, se propuso la tarea de crear un museo de Historia de Francia en Versalles, actual Musée National de Château et des Trianons de Versalles, con la representación de escenas históricas y de retratos de los hombres más ilustres de Francia. Para ello encargó a los pintores más sobresalientes de aquel momento, la realización de los retratos de los personajes históricos. Jeanne Belloc fue una de las elegidas para participar en esta empresa colectiva. Para pintar a personajes de un pasado reciente, del siglo XVIII o de la época revolucionaria, la iconografía era relativamente fácil de encontrar, y para reproducir a los hombres notables de siglos anteriores, estaban a disposición de los pintores elegidos para llevar a cabo esta empresa, la magnífica galería de retratos del castillo de Beauregard. Jeanne Belloc, recibió el encargo de pintar a Eleonore de Roye, princesa de Condé que actualmente se conserva en el citado museo, fechada en 1837. También existe una réplica en el Musée Condé del castillo de Chantilly.

Sabemos que se inició en el Salón de 1835, con cuadros pintados al óleo, bajo el nombre de soltera. A partir de 1842, año en que contrajo matrimonio con Gabriel Bibron, firmaría sus obras con el nombre de su esposo, pero posponiendo su apellido de soltera: J. Bibron, née Belloc. Nació en París el 30 de junio de 1811. Participó en los salones de 1850 con 8 retratos en miniatura, 1853 con tres miniaturas pintadas al óleo, 1855, 1857 y por última vez en 1868. Jeanne recibió una medalla de 3a clase por un retrato firmado en 1837.

Tras la muerte de su esposo en 1848, se dedicó a la enseñanza de dibujo para jóvenes, acudiendo a los salones para exhibir sus pinturas y retratos en miniatura. Además escribió un “Cours de dessin linéal applique aux objects usuels à l’usage des salles d’Asile et ecoles primaires”, aparecido en París en 1859. El retrato en miniatura de Duméril que presento en el salón de 1850, lo identificamos con el retrato del caballero con frac negro que guarda nuestra colección.