Barroco: Teresa del Po

Teresa del Po fue una pintora, grabadora y miniaturista italiana del Barroco tardío.

Inició su formación artística en Roma bajo la tutela de su padre, pintor y grabador. De su primera actividad romana casi no queda rastro, aunque el hecho de ser admitida en la Academia de S. Luca, algo poco común en la época para una mujer, testimonia sus dotes artísticas. Inició su actividad artística en Roma, para luego trasladarse a Nápoles, donde trabajó muchos años.

En Roma colaboró con su hermano en una serie de grabados destinados a ilustrar libros y publicaciones de carácter religioso. Teresa decide especializarse en la miniatura, obteniendo una cierta popularidad por su habilidad en los retratos producidos con esta técnica. En 1683 se traslada a Nápoles con su hermano, allí continúa su carrera como ilustradora de libros que, aun siendo de modesta factura, adquieren valor propio gracias a la obra de la artista. En 1687 vive en Benevento con su familia, ya que el padre fue encargado de realizar las pinturas de la catedral de esta ciudad. Durante su estancia beneventana, retrató algunos nobles de la ciudad y ejecutó grabados que representan el arco de Traiano.

Se conservan sus grabados, que dan testimonio de la habilidad de la artista; entre los cuales están el mencionado Arco de Trajano de Benevento, conservado en el Gabinete nacional de los grabados de Roma y el famoso grabado que representa el féretro en memoria de Miroballo Antonio erigido en la iglesia napolitana de Sano Giovanni   Carbonara.