Catarina Ykens fue una pintora barroca flamenca.

Hija de Jan Ykens, fue bautizada en Amberes el 24 de febrero de 1650. El ser hija de pintor parece decisivo a la hora de cultivar este arte; asimismo, fue sobrina del bodegonista Frans Ykens, quien a su vez era sobrino de Osias Beert I. Al parecer, su vida estuvo ligada a los ambientes religiosos. Su nombre aparece registrado en la corporación de San Lucas de Amberes en 1687.

Se especializó como su tío Frans Ykens y otros miembros de su extensa familia de artistas en la pintura de naturalezas muertas y guirnaldas de flores y frutos, género entonces considerado menor. En sus composiciones sigue los esquemas de Daniel Seghers, pero no en el tipo de ejecución. Su obra conocida es escasa.

Son pocas las obras seguras de su mano que se conocen, entre las que cabe mencionar una pintura de vanitas en una guirnalda firmada « Catharina Eyckens filia devota fecit 1689». El Museo del Prado conserva dos paisajes enmarcados en guirnaldas de flores y frutas procedentes de la colección real, firmados y atribuidos a Catarina Ykens II, aunque la fecha de 1654 que se da para un de ellos ha de corresponder al suyo homónima Catarina Ykens I, con la que frecuentemente se confundieron sus obras.