Anna Rosina de Gasc, nacida Anna Rosina Lisiewska, fue una retratista alemana del siglo XVIII.

Anna Rosina provenía de una conocida familia de pintores polacos, su padre Jorge Lisiewski le dio las primeras lecciones de pintura junto a sus hermanos Federica Julia, Anna Dorothea y Cristian Federico, quienes también seguirían el género del retrato y serían pintores de cámara. Más tarde se perfeccionó con el pintor francés Antoine Pesne y adoptó su estilo de pintura. En 1757 fue llamada por el príncipe Federico de Anhalt-Zerbst, hermano de Catalina la Grande, como pintora de la corte de Zerbst, donde Anna Rosina realizó una serie de cuarenta retratos para la Galería de bellezas de Zerbst. Tuvo después una estancia de diez años en la corte ducal de Brunswick donde contó con el generoso apoyo de Filipina Carlota, duquesa de Brunswick, y en 1764 se le otorgó una importante pensión vitalicia. El palacio de Charlotenburgo en Berlín, el Herzog Anton Ulrich Museum de Brunswick y el palacio de Ambras en Innsbruck poseen algunas de sus obras.

Estuvo casada en primeras nupcias con el pintor de la corte prusiana David Matthieu con lo cual se convirtió en madrastra del también pintor Jorge David Matthieu. Al enviudar se casó en 1760 con Luis de Gasc, un amigo del poeta Gotthold Ephraim Lessing y comenzó a firmar sus obras como Anna Rosina de Gasc.