¿Que es Lever du Soleil?

Lever du Soleil es un espacio creativo que nace impulsado por la pintora Lucía Blanco para derribar las barreras entre el artista y el espectador. En Lever du Soleil se puede ver a una artista en su estudio de trabajo, disfrutar de la exposición de sus obras y de las de otros artistas, disfrutar de las clases de dibujo y pintura, aprender arte o participar en workshops.

A través del local físico y de la página web los clientes podrán comprar las obras que les gusten y podrán hacer encargos. Además podrán seguir en directo el proceso creativo a través de la instalación de una webcam.

Por otro lado, también podrán participar en cursos de formación en grupos reducidos en el estudio o bien a través de la plataforma de teleformación.

Y como elemento transversal a todo el proyecto sigue presente a idea de poner en valor a aquellas mujeres artistas que a lo largo de los siglos vivieron profesionalmente del arte y que posteriormente fueron olvidadas a través de cursos, de eventos y exposiciones.

Historia

La semilla de este proyecto comienza la germinar hacia el 18 de febrero de 2016 en el marco de las II Jornadas de Empoderamento Femenino organizadas por la Asociación de Mujeres Empresarias de Ourense (Ame) durante las cuales la artista Lucia Blanco tuvo la oportunidad de impartir la ponencia “La Historia olvidada de las artistas” en la cual se pretendía poner en valor la profesión de artista y dar a conocer la existencia de mujeres artistas profesionales de prestigio que fueron reconocidas por sus contemporáneos, que incluso desde el Renacimiento algunas de ellas mantuvieron económicamente a su familia, y que estas mujeres artistas sirvan de inspiración a todas las mujeres emprendedoras.

Allá por los años 60 del siglo XX emergió el movimiento de arte y de crítica de arte feminista enfocándose en examinar las representaciones de las mujeres en el arte y del arte producido por mujeres, a partir de este momento se empezó a recuperar la obra de mujeres artistas que siendo profesionales del arte respetadas por sus coetáneos y reconocidas internacionalmente, tras su muerte rara vez ocupaban una página en los manuales de historia del arte.

Lucía Blanco es una apasionada por el arte que se formó como artista en la Facultad de Bellas Artes de Pontevedra. Allí adquirió competencias en dibujo artístico y técnico, técnicas pictóricas y escultóricas y didáctica del arte.